Carmina, Natalia y Wilfrido han trabajado como trío desde 2013. Además de su interés por el repertorio solista y de cámara contemporáneo para sus instrumentos, los tres miembros de Filera se distinguen por llevar carreras activas y longevas en otros ámbitos como la improvisación libre y la música experimental, y por realizar múltiples colaboraciones con creadores de otros estilos musicales y disciplinas. Ante todo, Filera se inclina por desarrollar un repertorio propio a base de proyectos colaborativos, privilegiando el trabajo creativo y horizontal, en el que el error y la incertidumbre son bienvenidos y en el que la improvisación y la flexibilidad son importantes ejes. Los otros ejes del trabajo del trío son el vino blanco y la tranquilidad que da el haber encontrado a músicos que escuchan, piensan, vibran y sienten de maneras muy cercanas.


